5 cambios que ocurren en el cuerpo de la mujer a los 40

Rinitis
Tratamientos para la rinitis
19/09/2020
Show all

5 cambios que ocurren en el cuerpo de la mujer a los 40

A lo largo de nuestra vida, nuestro cuerpo nos acompaña en todas nuestras actividades. Mientras algunos han dedicado bastante tiempo y esfuerzo a tener un cuerpo tonificado y fuerte, otros optan por actividades que los llevan a tener un cuerpo con menos definición. Sin embargo, independientemente del tipo de «mantenimiento» que le damos, cambia con el tiempo y muchas veces nos sorprende con características que no esperábamos. En este artículo, vamos a ver cómo cambia nuestro cuerpo cuando cumplimos 40 y cómo podemos contribuir a mantenernos en buena forma y con buena salud.

Los cambios en el cuerpo de la mujer de 40

La llegada a los 40 implica muchos cambios en el cuerpo de las mujeres. Veamos algunos de ellos.

  1. Comienzan a hacerse más visibles las marcas de expresión.
  2. Nuestra piel pierde elasticidad.
  3. Aumentamos de peso con más facilidad.
  4. Dormimos más, pero con más interrupciones nocturnas.
  5. El cabello se debilita y pueden aparecer las primeras canas.

Junto con estos cambios, vienen también otras prioridades y, probablemente, una manera diferente de percibirnos a nosotras mismas. Aunque nuestro cuerpo cambia, ahora nos sentimos más seguras y más confiadas y los pequeños «defectos» no nos importan tanto.

1. Comienzan a hacerse más visibles las marcas de expresión

Esas patitas de gallo, las marcas alrededor de la boca, arrugas en la frente, surcos bajo los ojos… Surgen muchas marcas de expresión que antes se veían de manera más tenue o no existían del todo. Su aparición está relacionada con la genética, la agresión del ambiente (el sol, el viento, la contaminación), la gesticulación y el tipo de cuidado que le hemos dado a nuestra piel.

2. Nuestra piel pierde elasticidad

Nuestra piel se vuelve más flácida y tiende a caer. ¿Te preocupan tus mejillas o la tensión de tu abdomen? La disminución de colágeno, la disminución de la densidad ósea y de la masa muscular pueden tener efectos visibles en el cuerpo. ¿Cómo contrarrestar estos efectos? Es hora de comer muy sanamente y de hacer más ejercicio del que hacíamos antes.

3. Aumentamos de peso con más facilidad

Otro cambio que ocurre en nuestro cuerpo a los 40 es que nuestro metabolismo se ralentiza y esto tiene un efecto directo sobre nuestro peso. Tal vez subiste de peso en muy poco tiempo y ahora te cuesta mucho regresar a tu estado anterior. O tal vez estás en un continuo sube y baja de kilos.

4. Dormimos más, pero con más interrupciones nocturnas.

Si antes podías pasar trabajando de madrugada y luego tener un día lleno de vitalidad, ahora te lo pensás más para levantarte y apreciás esas horitas de más que podés estar en la cama el fin de semana. El cuerpo te pide más sueño, pero ahora es probable que te levantés una o dos veces durante la noche y luego te sea difícil volver a conciliar el sueño.

5. El cabello se debilita y pueden aparecer las primeras canas.

Aunque las mujeres no sufrimos de calvicie en la misma proporción que los hombres, el cabello tiende a debilitarse y volverse un poquito más ralo. Las variaciones hormonales tienen un efecto directo en nuestro cabello e, inclusive, podemos estar considerando un nuevo corte que nos permita cambiar su apariencia.

Puede que estos cambios nos pongan nerviosas, pero definitivamente los compensamos con mayor sabiduría y ganas de disfrutar la vida sin tantas preocupaciones. Nuestros cuerpos están cambiando todo el tiempo y vendrán más transformaciones conforme pasa el tiempo. Sin embargo, el ejercicio, comer bien, hidratarnos y, sobre todo, amar nuestra vida al máximo es el secreto para ser eternamente bellas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *