Enfermedades de la piel
Enfermedades de la piel y cómo tratarlas
12/09/2020
Migraña
¿Cómo reducir la migraña?
26/09/2020
Show all

Tratamientos para la rinitis

Rinitis

La rinitis es un padecimiento nasal que provoca inflamación de la mucosa que cubre las fosas nasales. No suele ser dolorosa, pero es muy molesta y cualquier persona, sin importar la edad, puede padecerla. Antes de mencionar sus tratamientos, le explicamos qué es la rinitis y cuáles son sus tipos.

Algunos de sus síntomas más comunes son:

Rinitis
  • Estornudos
  • Picor en la nariz
  • Picor en los ojos
  • Picor de garganta
  • Falta de olfato
  • Secreción y congestión nasal

La rinitis puede aparecer acompañada también de síntomas que afecten el ánimo de las personas. Algunos de estos efectos pueden ser cansancio, irritabilidad, depresión y problemas de concentración. Además, puede legar a complicarse cuando simultáneamente aparecen otras silencias como asma, sinusitis, otitis o apnea del sueño.

Los síntomas suelen ser más frecuentes por las mañanas; esto provoca malestar general en quienes la padecen y puede ser confundida con un resfriado. La diferencia radica en que este último, generalmente, va acompañado de fiebre y su duración es de una o dos semanas.

¿Cuáles son las causas de la rinitis?

Para entender bien qué es la rinitis, se debe conocer cuáles son sus causas. Esta enfermedad puede clasificarse en tres grupos principales: rinitis alérgica, rinitis no alérgica y rinitis atrófica.

  • Rinitis alérgica: sus características principales son picor de nariz y ojos, bastante secreción nasal acuosa, nariz tapada y estornudos frecuentes. Suele desaparecer inmediatamente ante la presencia de un antihistamínico o al evitar contacto con el alérgeno. Este tipo de rinitis aparece a causa de alguna sustancia que se inhala, como ácaros, polen u hongos; y puede ser tanto estacional como continua.
  • Rinitis no alérgica: sus síntomas son muy similares a los de la rinitis alérgica, por lo que su diagnóstico tarda un poco más. Para definir que una persona padece esta afección, se pone al paciente en contacto con diferentes tipos de alérgenos y, de esa manera, concluir que la rinitis no se debe a ninguno de ellos.
  • Rinitis atrófica: es el grupo menos común. Se trata de una enfermedad crónica y es característica por presentar atrofia en la mucosa nasal, así como dilatación anormal de las cavidades nasales. Además, se forman secreciones viscosas y costras que pueden presentar mal olor.
Rinitis

¿Cuáles son los tratamientos para la rinitis?

Los tratamientos para la rinitis alérgica se basan en evitar contacto con el alérgeno, antihistamínicos o inmunoterapia específica, que consiste en la administración periódica de un extracto de la sustancia a la que el paciente es alérgico. Este tratamiento se realiza durante un periodo entre 3 y 5 años, en los que poco a poco, los síntomas de la persona van disminuyendo.

La rinitis no alérgica suele tratarse con elementos similares a la rinitis alérgica pero, en ocasiones, puede haber complicaciones que requieran procedimientos quirúrgicos para tratar bloqueos en la cavidad nasal.

Por último, los tratamientos para la rinitis atrófica suelen ser humectantes para eliminar la sequedad y costras en las cavidades nasales. También, existe un tratamiento quirúrgico para disminuir el tamaño de la cavidad nasal y, con ello, promover la regeneración de mucosa normal para mejorar la lubricación de la nariz.

¡Recuerde! Si tiene dudas sobre si padece alguno de estos tipos de rinitis, comuníquese con un especialista para que le realice un diagnóstico adecuado y, con ello, un tratamiento especializado.

Puede leer también:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *